top of page
Buscar
  • Manuel García Verdecia

AQUÍ ESTÁS

Poema de Manuel García Verdecia


Para Manolitín, mi nieto amado, mi eterno compañero


la casa de repente es un infinito agujero

un pesado silencio paraliza todo en el vacío


sé que algo debo hacer pero no sé qué

quedo como una piedra arrojada al abismo

entonces el hachazo de la pregunta

¿dónde está?


arrojo en el sillón mi cuerpo vencido cierro los ojos indagantes

espero eternos minutos

mil centelleos me acometen como buitres que cazan

una vez y otra busco y busco en cada escondrijo del vacío…


de pronto siento los descalzos pasos

que huidizos corren por las alegres losas

¿a que no me coges?

una risa trae nueva luz a la mañana


lo escucho acomodar papeles

agrupar lápices y creyones

en una esquina de la mesa ingenia el paleozoico

y uno tras otro suelta a andar sus saurios


que ya fatigan el planeta del hogar con dulce calma

hechizado lo estrecho a mi pecho desbocado

piel contra piel sin nada que estorbe la caricia

para enraizar el ser y la esperanza


oh capitán mi capitán alza las velas

aun quedan sueños por descubrir

y aun más abrazos por conquistar

abro los ojos a su sonrisa inagotable


las paredes me saludan con jubilosos garabatos

claro que está me dice el consuelo

aquí al alcance de mi alma


nunca se fue

nunca se va

nunca se irá…



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

FAMILIA #2

Comments


bottom of page